Vídeo de las parideras de ganado de Santa Eulalia del Campo, donde se identificó Ismael, continuando el EJEMPLO de su vida en el Campo de Prisioneros de San Juan de Mozarrifar, donde realizó la confesión sacramental y falleció en el Hospital Clínico de Zaragoza, el 5 de mayo de 1938

Ver video Campo de Prisioneros de San Juan de Mozarrifar

 

 

A las diez de la mañana de este día, nos encontramos en el Campo de Prisioneros de San Juan de Mozarrifar al Presidente de la Asociación, Joaquín Navajas y a su esposa, Marisol Acedo con el Rvdo. Don Carlos Parra, Consiliario de la Delegación de Zaragoza y Párroco de Nuestra Señora de los Dolores, con Francisco López Cajal, Jesús Marcos, José Antonio Pinilla, todos ellos de la Delegación de Zaragoza, y Blas Camacho, entre otras muchas personas que habían llegado en autobús.

El edificio, actualmente está cambiado y se utilizan como oficinas algunas habitaciones; en las escaleras metálicas que acceden a la azotea, desde donde se divisa el campo agrícola de San Juan, se pueden ver las rayas donde contaban los prisioneros los días que pasaban en prisión y los nombres de los presos, entre los que aparecía Ismael Molinero Novillo que, como estaba enjalbegado, no se pueden leer.

Foto_1

Foto_2

Foto_3

En la puerta principal se hizo, a continuación, una lectura de la Palabra, cuyo texto fue redactado por el Reverendo don Carlos Parra. (clicar aquí)

Foto_4

A continuación, en el Salón de Actos de la Parroquia de San Juan de Mozarrifar, don Carlos Parra y Jesús Marcos dieron lectura al texto escrito por don Mariano Mainar Elpuente, que no pudo acompañarnos,  (clicar aquí pero su palabra, su memoria, su inteligencia y su gran capacidad, fueron muy apreciadas por todos. Al término de la lectura se produjo un gran aplauso a don Mariano y a su texto.

Foto_5

Foto_6

Seguidamente, el Presidente de la Asociación Joaquín Navajas, que aprovechó para presentarse, explicó el caso de la curación de una madre y su hijo, en cuyo expediente ha trabajado profesionalmente como doctor en medicina. Este caso se estudiará por un Consejo de médicos y, hacia finales de este mes de junio se hará un dictamen pericial- médico por un profesional de prestigio internacional, que se añadirá a la Causa.

Blas Camacho Zancada hizo uso de la palabra, a petición de don Carlos Parra, para explicar que en ese lugar fue donde confirmó el silencio de Ismael, pues fue en Alfambra donde empezó el verdadero martirio con la tuberculosis que hizo mella en la salud de Ismael. Falleció el día 5 de mayo de 1938, en el Hospital clínico de Zaragoza, a donde fue llevado extremadamente grave.

El hecho más importante sucedido en el Campo de Prisioneros fue cuando Ismael se encontraba tan mal que rompió el silencio para pedir a un enfermero que avisara al Capellán del Campo, con el que hizo una confesión general que está, en parte, transcrita en el libro “IN SILENTIO…”, 3ª edición, páginas 146 a 157. La confesión sacramental no pudo ser conocida, como dijo el confesor y capellán don Ignacio Bruna, pero quedó tan impresionado que al final de la misma volvió con lápiz y papel, y tomó las notas que están reflejadas en las páginas anteriormente mencionadas. (clicar aquí)

La santidad de Ismael la expresó en sus deseos de IR AL CIELO. Fue mártir del silencio desde que fue movilizado con la “quinta del biberón” en el año 1937 y conducido al frente de Teruel.

En el salón de actos de la Parroquia, terminó la peregrinación realizada a San Juan de Mozarrifar el sábado, 9 de junio de 2018, a las doce horas.

Print Friendly