Juventudes Católicas de España,

galardón del ibérico solar,

que lleváis en el fondo del alma

el calor del más cierto ideal.

¡Juventud!, primavera de la vida.

¡Español!, que es un título inmortal,

si la fe del creyente te anima

su laurel la victoria te dará.

 

Llevar almas de joven a Cristo,

inyectar en los pechos la Fe,

ser apóstol o mártir acaso,

mis banderas me enseñan a ser.

 

Por bandera y símbolo la Cruz redentora

que extiende en el ánimo sombra protectora.

Paz en el espíritu y sentir el corazón

lleno de esperanza por el triunfo del amor,

lleno de esperanza, de firmeza y decisión.

 

Heredero del historial hispano

paladín soy cruzado de la Fe.

Caballero español y cristiano

por la causa del bien lucharé.

 

Mi sendero en la tierra ilumina

con destellos de su radiante luz

la misión sacrosanta y divina

de vivir o morir por la Cruz.

 

Llevar almas de joven a Cristo,

inyectar en los pechos la Fe,

ser apóstol o mártir acaso,

mis banderas me enseñan a ser.

 

RQG01

Print Friendly