“Hace dos meses me presenté a una entrevista de trabajo. Tengo 64 años –lógicamente tenía asumido que sería muy difícil por mi edad competir con otros posibles candidatos y poder optar al puesto de trabajo-.

Sin embargo, en los días previos a la cita para la entrevista, Madre Asunción, Abadesa del Convento de Clausura de Manzanares, me inculcó el buen hacer de este chico, Ismael de Tomelloso que, desde muy joven, fue de Acción Católica de Tomelloso y que murió con sólo 21 años en olor de santidad.

Encomendé al Señor por mediación de Ismael, le pedí con fervor que me ayudara, y conseguí pasar la entrevista y que me adjudicasen el puesto de trabajo.

Ahora pido siempre a Ismael de Tomelloso para que interceda y desempeñe mi trabajo lo mejor posible, ayudándome en el día a día.

Por la gracia recibida agradezco y sigo rezando a Ismael, hablo con él y le digo que me ayude siempre y salga hacia delante … pidiéndole … y pidiéndole otros favores”.

(F.S.S. Manzanares – Ciudad Real-)

Print Friendly