“Teníamos problemas con una joven que quería ingresar en la Comunidad, a causa de la falta de papeles, y encomendamos esta inquietud a Ismael de Tomelloso.

Cuando al poco tiempo se presentó otra vez a la embajada española en Bogotá, no se lo recibieron, y se marchó triste para su casa. Llevaba poco trayecto cuando se encontró con una señora española que le dijo: “Vuelva a la embajada y diga que por favor, le reciban los papeles, que están bien”. Se los recibieron y le dijeron que la visa tardaría de cinco a seis meses, pero apenas tardó unas semanas y esta joven está con nosotras en el convento de Dominicas Contemplativas, gracias a Ismael de Tomelloso”.

Madres Dominicas. Almagro (Ciudad Real)

Print Friendly